MÓNICA DEUTSCH

Ciudad de México, 1964

Estudio diseño de modas, corte y confección, en el Instituto Feli, Arte y Técnica del Vestir, en Barcelona, España. Posteriormente cursó talleres de pintura y dibujo en el Centro Cultural “El Nigromante”, de San Miguel de Allende, Guanajuato, y de escultura
con el maestro Lothar Kestembaum, radicando en ese lugar por un periodo de dos años. Posteriormente estudió pintura experimental en la Academia de San Carlos y en La Esmeralda. A partir del 2009 comienza un diplomado en movimiento expresivo del cuerpo, en Río Abierto México, Movimiento y Transformación.
Ha expuesto individualmente en el Claustro de Sor Juana, R-38 (2012), en La Gloria (2011) y en la Galería Florencia Riestra (2007), ambos sitos en la Ciudad de México.
Algunas de las exposiciones colectivas en las que ha participado son: “Dibujo” y “456 días” (2019), en la galería Acapulco 62; “Dame una G” (2014), en La Gloria; “Una vez terminado el juego, el rey y el peón regresan a la misma caja” (2012), en Galería Le Laboratoire; “Espacio Flexible” (2011), en La Quiñonera; “Exposición de dibujo”, en Espacio M; “4ta. intervención Artística Colectiva” (2010), en el Hotel Intercontinental;
“Dibujos en Zona” (1993), en Galería Zona. Todas ellas en la Ciudad de México. Así mismo, ha expuesto en la ciudad de San Miguel de Allende, Guanajuato, en: “Colectiva 2d” (2004), en Galería Kunsthaus Santa Fe, así como en diversas exposiciones organizadas por el Centro Cultural “El Nigromante”.
Reconoce que el trabajo de Joseph Beuys, Louise Bourgoise y Jimmie Durham, ha cambiado su concepción del arte y sus alcances. Estos artistas le abrieron un nuevo campo de significado y de posibilidades, y le ayudaron a vislumbrar nuevos caminos de exploración y experimentación.
A partir del año 2005, introdujo nuevos materiales y comenzó a trabajar con telas, cuero, fieltro, cera, hilo, huesos, barro, etc., y de esta forma pasó de lo bidimensional a lo tridimensional para comenzar un trabajo más cercano al objeto, a lo escultórico.