IMPRESENTABLES NACIONALES A TODO COLOR

Franco Aceves Humana

El mбs reciente trabajo de Franco Aceves Humana es Impresentables nacionales a todo color. 1era temporada. La colecciуn se integra por retratos al уleo de 22 personajes pertenecientes a la escena pъblica del Mйxico contemporбneo que son, de alguna manera, cйlebres, en las acepciones que tiene la palabra de Conocido y recordado en un determinado бmbito y Que llama la atenciуn por ser muy singular y extravagante. Que tienen fama pues, y como si aquellos que elaboran el diccionario de la Real Academia Espaсola conocieran ya la obra de Aceves Humana, enuncian como ejemplos del uso de las palabras fama y famoso: Comedia famosa,  Ladrуn famoso, Reuniуn de famosos, No hay que confundir la fama con el йxito, Un escбndalo manchу la fama de la instituciуn, їOs acordais de las famosas cartas que nunca aparecieron?. La colecciуn de Impresentables nacionales es justamente un recordatorio, a todo color y efectuado con maestria, de los acontecimientos que han configurado la historia de nuestro paнs en las ъltimas dйcadas, a travйs de los retratos que el artista hace de sus cйlebres autores.
 
El retrato es un gйnero que ha sido bien explorado por Aceves Humana, al punto de haberlo transformado en un tema en sн mismo. Entre su obra, encontramos acuarelas, monotipos y retratos al temple de pintores, escritores, jуvenes, niсos, adultos e incluso de animales. Familia y amigos. En algunos de ellos, el artista retrata movimiento y voluntad: personas que se abrazan. Y esto es profundamente humano y poderoso. En cada pieza la calidad del trabajo y los materiales elegidos armonizan con las expresiones de los retratados. A la emociуn inicial del espectador, que podrнa ser de empatнa, le sigue la pregunta їquiйnes son estas personas? Personas, que no personajes.
 
La experiencia con los retratados en Impresentables nacionales a todo color es distinta. En estos retratos al уleo hay una tensiуn, que no termina por resolverse, entre la factura de la obra y los personajes retratados. No queda mucho por preguntarse respecto a sus historias. En parte porque son por todos conocidas y en parte porque el gesto preciso elegido por Aceves Humana captura el momento histуrico, y con ello lo cuenta todo y nos deja a nosotros, como espectadores, con una sensaciуn de aislamiento y de pasmo, de rigidez y tensiуn convulsiva de los mъsculos. No hay lugar para la empatнa. Los personajes no miran al espectador aunque sus ojos se dirijan a йl. Frente a estos retratos el poder se experimenta de otra manera. Dista mucho del poder del abrazo retratado en el que el espectador se reconoce. Es un poder sordo, al acecho. Polнticos, lнderes sindicales, ex primeras damas, altos clйrigos, secuestradores, capos. їQuiйn querrнa reconocerse en ellos?
 
Pero pasa algo mбs con el color. Quizбs es el color lo ъnico capaz de romper el aislamiento y el pasmo en el que se ha quedado varado el espectador: Un improbable saco rosa fosforescente, brillos verde elйctrico en los rostros de algunos retratados, una babita azul cielo, apenas perceptible, que se escapa de las comisuras de alguno en medio del discurso. Ahн estб el pincel y los colores elegidos por Franco Aceves Humana, y en ello hay un ejercicio de libertad y una declaraciуn de antipatнa que explota colorida en el rostro de los retratados.